Qué es hipnosis?

Buen truco, pero aquí no se trata de hipnosis!
Buen truco, pero aquí no se trata de hipnosis!

Hipnosis (altgriechisch: hypnos ‚sueño‘)

La hipnosis es un método que permite cambios en el cerebro en una determinada frecuencia cerebral (alfa).
Un estado hipnótico (trance) es una somnolencia, que dependiendo de la profundidad del trance se parece a estar durmiendo. En la autohipnosis es el trance más parecido a “soñar despierto”. La persona hipnotizada no pierde jamás el control completo sobre sí misma, y alcanzará sólo el trance que para ella sea el ideal (en la sesión). En tal estado el cerebro está dispuesto a aceptar propuestas (sugestiones) del hipnotizador o de sí mismo en el caso de la autohipnosis.

En nuestro inconsciente hay una cantidad infinita de talentos y recursos escondidos. Sólo somos conscientes y hacemos uso de una parte muy reducida de ellos. En trance (estado de frecuencia alfa) es muy fácil activar tales recursos y talentos. La hipnosis es una de las herramientas más efectivas que se conocen para alcanzar este estado partiendo de un deseo consciente. (I)

Erikson descubrió que sólo un cambio pequeño, pero positivo, puede producir en otras áreas (de la psique) una positiva reacción en cadena (II).

Trance (lat. transire traspasar) es un estado de somnolencia o de concentración máxima en el que una persona se dedica a un tema determinado.

Inconciente
Inconciente

En este estado se eleva la comunicación con el inconsciente y también aumenta la concentración con respecto a un tema, mientras que el consciente reduce su presencia crítica. Así es posible agudizar o darse cuenta de fenómenos con cambios de consciencia y memoria, control del sistema vegetativo nervioso, aumentar la sugestionabilidad y también poder imaginarse cosas o situaciones que a la mente conciente le resultan difícil.

La hipnosis se ha practicado en diferentes culturas desde hace ya milenios. Los Sumerios practicaban la hipnosis hace 4.000 años atrás y probablemente de la misma forma que se hace hoy en día. Hay una gran cantidad de métodos y estados anímicos que se parecen o manifiestan estados hipnóticos. Un ejemplo sencillo tomado de la vida cotidiana es el “soñar despierto”, el cual presenta un clásico estado hipnótico.
La palabra hipnosis (hypnos = sueño) fue recién introducida en el siglo XIX por los franceses y por el médico escocés James Braid para describir el método que hoy en día conocemos como hipnosis.

 

(I) I. Grzeskowitz; (II) M. Sorel